Quinua

Producción de quinua

Preparación del terreno

En las zonas de producción de quinua se requiere de una buena preparación del terreno, en muchos casos se recurre al uso de maquinaria agrícola para la realización del roturado, rastreado y nivelado, con la finalidad de asegurar una buena cama de adaptación para la semilla.
El uso de maquinaria también tiene la finalidad de habilitar terrenos marginales al erradicar malezas tóxicas para el ganado como el kellu kellu (Himenoxis robusta), antes de que empiece a germinar las semillas.
Una buena cama para la semilla significa disponer de suelo suelto, poroso, aireado y apto para almacenar humedad por mucho tiempo. Este preparado del terreno debe realizarse cuando el suelo tiene adecuada humedad (entre febrero y marzo), con las últimas lluvias de la temporada.

Siembra

El sistema más apropiado para la siembra es en hileras, éste puede realizarse mediante surcado a tracción motriz. La distribución de la semilla puede ser a chorro continuo y manualmente.
Tomando en cuenta que la calidad de la semilla determina -en gran medida- el rendimiento en campo y la calidad del producto, se tendrá especial cuidado en que la semilla a utilizar sea certificada y de alta calidad, caso contrario debe promoverse el uso de semilla local seleccionada de las diferentes variedades y ecotipos de quinua real, waranqa, sajama, chucapaca, pantela, utusaya y otros, que por sus características fenológicas presentan moderada resistencia a las heladas y sequías.

  • Época de siembra. La época de siembra se la realiza generalmente durante la segunda quincena de octubre, aunque estará sujeta a los cambios de clima. En ese sentido se recomienda recurrir al Observatorio Agroambiental Productivo del MDRyT.
       – Con semilla certificada de calidad y/o con semilla local seleccionada.
       – La profundidad de siembra oscila entre seis y ocho cm.
  • Densidad de siembra. La cantidad de semilla por hectárea varía entre 10 a 12 kg, con semilla certificada y/o semilla local seleccionada. La siembra debe realizarse cuando el suelo tiene una buena humedad aprovechando las lluvias. Cabe destacar que la humedad proporcionada por poca cantidad de lluvia dura muy pocas horas y posteriormente se pierde por evaporación, por ello es importante aprovechar al máximo el tiempo.
  • Variedades cultivadas. La quinua del Altiplano boliviano comprende cuatro variedades, tres grupos de variedades o 17 razas. Su período vegetativo varía entre 150 a 240 días con una flexibilidad de adaptación a diferentes condiciones ambientales. Estas variedades presentan una relativa indiferencia respecto a fotoperiodo y a la altitud y pueden cultivarse desde el nivel del mar hasta los 3.900 msnm, toleran suelos en una amplia gama de pH de 6 a 8,5 (ANAPQUI, 2001).

Abonamiento orgánico/Ecológico

El abonamiento orgánico para el cultivo de la quinua se la realiza con estiércol de ganado camélido y/u ovino, que se incorpora durante el roturado para que su descomposición esté avanzada durante la época de siembra. La cantidad utilizada es de aproximadamente 300 qq/ha, sin embargo en casos de escasez de ganado camélido en la zona de producción se recomienda utilizar compost ecológico en el orden de 20 qq/ha

Riego

La quinua es un cultivo eficiente en el uso de agua y que posee mecanismos morfológicos, anatómicos, fenológicos y bioquímicos que le permiten no solo escapar al déficit de humedad, sino tolerar y resistir la falta de humedad del suelo.
En general, la quinua prospera con promedios de precipitación desde 250 a 500 mm anuales. En caso de utilizar sistemas de riego, éstos deben ser suministrados en forma periódica y ser ligeros, los mismos pueden ser tanto por inundación, aspersión y goteo, utilizando poco volumen de agua y con una frecuencia de cada 10 días, considerando el riego como suplementario a la precipitación.
La información obtenida durante entrevistas en las comunidades del Altiplano sur, ha permitido establecer los siguientes rendimientos influenciados por el régimen pluvial:

  • En un año de precipitación alta (350 mm) se logra un rendimiento base de 737 kg/ha
  • En un año de buena precipitación pluvial (300 mm) se obtiene un rendimiento de 690 kg/ha
  • En un año de precipitación regular en la zona (200 mm) se alcanza un rendimiento
    promedio de 627 kg/ha
  • En un año de precipitación baja (150 mm), el rendimiento aproximado es de 432 kg/ha

Con los antecedentes citados, se puede entender que la quinua tiene un requerimiento hídrico aproximado de 400 mm en todo su ciclo, especialmente en los primeros 30 días, a partir de la emergencia y posteriormente en la etapa de floración, formación de la panoja y llenado del grano.

Cosecha

Una de las etapas críticas de la producción de quinua es la cosecha. Ésta se realiza con la debida oportunidad para evitar no solo las pérdidas por vientos o ataque de aves, sino para
reducir el deterioro de la calidad del grano.
La quinua es cosechada cuando los granos han adquirido una consistencia tal que ofrezcan resistencia a la presión con las uñas, o cuando las plantas se hayan defoliado y presenten un color amarillo pálido.

  • Siega. La siega se realiza con una segadora mecánica, se corta la panoja a una altura de
    40 cm a 50 cm desde el suelo. En ningún caso se arrancarán las plantas con las raíces
    porque la tierra se mezcla con el grano durante la trilla, disminuyendo la calidad del
    producto. Se transportan las panojas a lugares con lonas donde son trilladas por golpes
    de garrote, por pisoteo de animales o tracción motorizada.
  • Trilla. Antes de iniciar la trilla, se verificará el grado de humedad del grano que no debe
    ser ni muy seco ni muy húmedo (12 – 15%), para luego pasar a la trilladora mecánica.
Post cosecha

La etapa de post cosecha debe estar acompañada por un manejo adecuado de almacenamiento en lugares destinados para este fin; es de mayor importancia cuando se trata del almacenamiento de semillas.
El grano de la quinua que contiene demasiada humedad no puede estar almacenado por más de 24 horas, porque al calentarse se hace propenso al desarrollo de los hongos que deterioran su calidad, por esta razón es determinante almacenar la quinua con una humedad del grano no mayor al 12%, en lugares secos, limpios y adecuadamente ventilados.

Relacionados

Trigo (Triticum Aestivum)

Estadística     Municipios productores de trigo     Clasificación de municipios por superficie...

Quinua (Chenopodium Quinoa)

Estadística     Municipios productores de quinua     Clasificación de municipios por superficie...

Maíz (Zes Mays)

Estadística     Municipios productores de maíz      Clasificación de municipios por superficie...

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba