Naranja

Producción de la naranja

Preparación del terreno

La naranja se adapta a una gran diversidad de suelos, la profundidad y el drenaje son muy importantes, ya que la parte activa del sistema radicular puede llegar hasta una profundidad de 1,5 m. Prefiere suelos con pH entre 5,5 a 7,0. El terreno debe ser previamente limpiado de malezas para realizar el trazo de la plantación, colocando estacas en cada posición de acuerdo con el distanciamiento de siembra y a la topografía del terreno.

Siembra

Tradicionalmente se emplea el sistema de siembra marco real de 5 x 5, 6 x 6; o 7 x 7. Hoy día y a nivel mundial se aplica marcos rectangulares que tienen la ventaja de un manejo más sencillo para la poda y recolección mecanizadas.

  • Época de siembra: Inicio de épocas de lluvia.
  • Densidad de siembra. De acuerdo con el sistema de siembra empleado, se puede
    estimar como densidad de plantación un promedio de unos 400 árboles/ha

Abonamiento orgánico/Ecológico

Este cultivo demanda de mucho abono (macro y micronutrientes), ya que frecuentemente sufre deficiencias, destacando la carencia de magnesio que está muy relacionada con el exceso de potasio y calcio y que se soluciona con aplicaciones foliares. Otra carencia frecuente es la de zinc que se soluciona aplicando sulfato de zinc al 1%. No se debe abonar hasta el inicio de la segunda brotación desde la plantación.

Patrón para injerto

El patrón (pie) más utilizado para realizar los injertos en todas las zonas del país es la Mandarina Cleopatra. El vigor que induce sobre la variedad es menor que otros pies y aunque da fruta de mucha calidad, la piel es más fina, factores a tener muy en cuenta en algunas variedades. Tolerante a todas las virosis conocidas. Bastante sensible a la Phytophthora spp. y a la asfixia radicular, se debe evitar plantar en suelos arcillosos o que se encharquen. Recomendable plantarlo siempre en alto y evitar que los emisores de riego mojen el tronco.

Riego

Las necesidades hídricas de este cultivo oscilan entre 6.000 y 7.000 m3/ha Los tipos de riego empleados son riego por gravedad, por inundación, por surco, por aspersión y por goteo, dependiendo de las características de la parcela, la tecnología utilizada y la disponibilidad de agua.
Para la implementación de una parcela de cítricos se debe tomar en cuenta que los plantines sean trasplantados en el inicio de época de lluvia. En Santa Cruz se tiene cronogramas de riego en función a las necesidades del cultivo. En zonas como el Chapare de Cochabamba y el norte de La Paz el cultivo está en función a las lluvias.

Podas

  • Poda de formación. El plantón se despunta después de un año de edad, a unos 70 cm; se deja vegetar libremente los dos primeros años. Si hay fructificación, ésta se quita para evitar el arqueo de las ramas y disminución del crecimiento.
  • Poda de limpieza. Cuando ya es adulto el cítrico se poda poco. De hecho, en fincas productoras por motivos económicos lo hacen cada dos o tres años, aunque lo ideal es darle un repaso anual.
    Las operaciones que se realizan son:
    – Aclareo de ramas laterales.
    – Eliminar las ramas cercanas al suelo evitando que el fruto quede cerca de la tierra.
    – Quitar resecos y ramillas enfermas o rotas.
    Compendio Agropecuario 2012
    113
    – Quitar ramas que miren hacia dentro enmarañando en exceso la copa, es decir, aclarar
    el centro pero sin cortar ramas gordas.
    – Eliminar chupones vigorosos que son grandes ramas que crecen muy fuertes y vigorosas
    de forma vertical y que no darán fruta. Se puede hacer dos cosas con ellos: eliminarlos
    (algunos) y -los que sean centrales- anillarlos (quitar un anillo de la corteza superficial
    del chupón cerca del punto de inserción con la rama de unos 2 cm de ancho). El chupón
    anillado dará después naranjas buenas.
    La época más recomendable para el repaso de mantenimiento es en primavera temprana,
    una vez pasados los fríos del invierno y la recolección.
  • Poda de renovación o rejuvenecimiento. En algunos casos cuando los árboles
    han envejecido prematuramente por diversas razones, se efectúa una poda de
    rejuvenecimiento, que consiste en podar severamente el árbol dejando el tronco y ramas
    principales para forzar un crecimiento nuevo y vigoroso. Esta poda debe complementarse
    con aplicaciones de fertilizantes, control de plagas, enfermedades, malezas, etc.

Cosecha

Tiene lugar cuando la relación de sólidos solubles/acidez es de ocho o más y el color amarillo-naranja en al menos el 25% de la superficie del fruto; o una relación de sólidos solubles/acidez de diez o más y el color verde-amarillo en al menos 25% de la superficie del fruto. La recolección es manual o debe realizarse con alicates, evitando el tirón. La cosecha en este cultivo comienza a los cuatro años de implantada la parcela. En el caso que se adquieran plantines ya injertados, el tiempo de inicio de cosecha disminuye, pudiendo iniciar la cosecha a partir del tercer a cuarto año de implementado el cultivo en terreno definitivo.

Post cosecha
  • Temperatura óptima: 3-8 ºC hasta tres meses, dependiendo del cultivar, estado de madurez de la cosecha y área de producción. Algunos cultivares pueden ser mantenidos
    a 0-1 ºC.
  • Humedad relativa óptima: 90-95%.
Relacionados

Papaya (Carica Papaya)

Estadística     Municipios productores de la papaya     Superficie cultivada     Superficie...

Banano (Musa Cavendishii)

Estadística     Municipios productores de banano     Clasificación de municipios por superficie...

Naranja (Citrus Sinensis)

Estadística     Municipios productores de naranja     Superficie cultivada     Superficie cultivada...
Botón volver arriba